MÉTODO TRADIZIONALE

La auténtica pizza para amantes de la gastronomía italiana

Desde nuestra cocina trabajamos cada día siguiendo exactamente el método de preparación usado por los «pizzaioli» italianos desde hace más de dos siglos.

Con nuestro método queremos ofrecer a nuestros clientes una experiencia superior que recoja todo lo mejor de comer una pizza preparada de forma tradicional desde el confort y la comodidad de tu casa.

Preparación de la masa

La base de toda pizza perfecta está en la masa, por ello, utilizamos harina de fuerza italiana unido a un buen amasado, para que la red de gluten se distribuya uniformemente alrededor de los gránulos de almidón, envolviéndolos. A este proceso se le llama “malla glutínica” y es el tejido que crea el gluten y que permite que haya una estructura consistente. Si las paredes de la malla son demasiado gruesas el resultado será una masa dura. En cambio, si la masa está demasiado desarrollada, el resultado será un producto blando y sin forma. Hay que llegar al equilibrio perfecto. En todo momento controlando la temperatura de la masa que no supere los 25º C. Dejamos reposar la masa 24 horas. Pasado ese proceso trabajamos la masa con las manos de forma delicada omitiendo la utilización de máquinas que deterioran la textura y oxigenación interna.

Diseño sin título (30)

Selección de ingredientes

Cada año evaluamos un mínimo de 10 fábricas diferentes para escoger solo a los mejores productos que cumplen nuestro criterio de calidad, muchos de ellos exportados directamente de Italia.
La calidad es uno de nuestros pilares diferenciadores. No todas las pizzas se hacen igual. Una parte de los ingredientes la seleccionamos de forma personal para garantizar un producto PREMIUM. Esto lo conseguimos ofreciéndote queso mozzarella tipo A 100% puro, ingredientes frescos, carnes premium, verduras recién cortadas y entre otras cosas también contamos con “polpa di pomodoro» exportada directamente de Italia.

Horneado y cocción

El horno es el corazón de cualquier pizzería.
Nuestro horno profesional con interior cubierto de piedras refractarias volcánicas y una temperatura de hasta 400ºC es una herramienta fundamental para la cocción adecuada de una autentica pizza italiana. A esta temperatura se logra que los ingredientes se cocinen sin quemarse, que el queso se funda sin secarse y que la masa sea crujiente por fuera y jugosa por dentro.

Reparto

Cuando salen del horno, resguardamos nuestras pizzas en cajas fabricadas a medida y con materiales especiales que permitan que éstas transpiren y mantengan todas sus propiedades, para luego transportarlas en fundas térmicas de material aislante y resistente. A partir de este momento entran en acción nuestros repartidores con un máximo de dos pedidos por salida, para garantizarte que degustarás una pizza recién salida del horno.

Llamar ahora

¡Lo sentimos, estamos cerrados! Recuerda que nuestro horario es de Martes a Jueves: 19:30 - 23:30 y de Viernes a Domingo: 18:30 - 23:30

error: ¡El contenido está protegido!